Entrevista

Hanner Sabogal, Edil de la comuna 8 que junto a líderes del sector hace seguimiento a la ejecución del proyecto de la doble calzada Fundadores – Ciudad Porfía. 

viashanner

Este administrador público, graduado de la Escuela Superior de Administración Pública – ESAP, quien en las pasadas elecciones fue elegido por su comunidad para ser Edil de la Comuna 8, responde a varios de los interrogantes que existen sobre el tema de la doble calzada Fundadores – Ciudad Porfía

Las obras del primer tramo iniciaron el pasado 26 de diciembre, este se comprende desde la entrada del Barrio Ciudad  Porfía a la entrada del barrio La Rochela, ambos hacen parte de la comuna 8 de Villavicencio, un sector que se conecta por una vía principal que une a la capital del Meta con el municipio de Acacías.

La comunidad ha manifestado a través de los diferentes medios locales su inquietud frente a la posibilidad de que esta obra no sea otra más sin terminar.

Hanner Sabogal y habitantes de la zona, conformaron una Mesa Social por la Comuna y han sido constantes en solicitar que se solucione la movilidad en esta parte de la ciudad. El 30 de agosto del año pasado marcharon por la vía para exigir el inicio de las obras y se han reunido tanto con la administración departamental como municipal para tratar el tema. Por lo anterior, es una persona con amplio conocimiento sobre las situaciones que rodean a su comunidad, en este caso, la problemática de movilidad.

¿Qué importancia tiene la vía que conecta a los municipios de Villavicencio y Acacias?

Es una vía de gran importancia la cual comunica 24 municipios del sur del departamento y hoy en día es un eje vial esencial para los barrios que comprenden toda la comuna 8 la cual alberga más de cien mil habitantes, por lo cual, genera una congestión de más de 5 kilómetros desde la entrada del parque Fundadores hasta el ingreso a Ciudad Porfía, por la gran sobrecarga de flujo vehícular.

¿Qué han hecho las administraciones para dar  solución a esta problemática?

Son más de diez años en los que se ha venido hablando de la ampliación de la vía ya que al año genera una  gran cantidad de accidentes, sin dejar de lado la baja capacidad de competitividad de la región. En ese orden de ideas, esta administración ha puesto los ojos en la realidad de este sector de la ciudad, pero es un trabajo de la comunidad la cual tiene que presionar para que se gestione y se adelanten estas obras las cuales generarían una mejor calidad de vida no solo para la comuna si no para todas las personas que usan este corredor vial.

¿Qué cifras de accidentalidad maneja esta vía?

En un foro social que se manejó con la comunidad se trató el tema de accidentalidad donde la mayor cuota la dejan los motociclistas, en el momento no podría darte exactamente las cifras pero sí decirte que es una de las vías más peligrosas en la ciudad. Para contrarrestar este fenómeno la gobernación busca crear corredores viales alternativos y de esta manera evitar incrementar la congestión vial la cual ya sobrepasa la capacidad de transito.

¿Cómo ha sido el proceso de vincular a la comunidad para que haga parte en la búsqueda de la solución a la problemática vial?

Se ha realizado una integración entre líderes civiles, presidentes de juntas de acción comunal, voceros, personas de la comunidad interesadas en el proceso y por lo cual surge la denominada Mesa de Trabajo por la Comuna Ocho. Un equipo que se encarga de pedir rendición de cuentas, balances que ayuden a impulsar y evitar que se caiga en abandono y en demoras en la ejecución de la obra, además propuestas para que se llegue a feliz término, sin dejar de lado que la comunidad está integrada y de la mano trabajando por y para ellos mismos.

Del primer tramo de la obra que se está ejecutando ¿Cuál es el balance que se tiene?

Para nadie es una sorpresa que ya se quisieran ver más avances en las obras, pero la magnitud del proyecto es algo difícil ya que hasta ahora se está haciendo avalúos, compra de predios los cuales son más de 80 y de los que 43 son los que tienen notificación para entrar a negociar. Quizás la demora es porque los dueños de predios quieren más de lo que realmente pueda llegar a costar y la idea es evitar quedarnos atrasados.

Aunque la obra se encuentra en sus tiempos se tenía presupuestada que entrara en ejecución en octubre cuando se tuviera la mayor parte de los predios comprados. La mesa de trabajo en manos de la comunidad quiere ver en físico avances de la obra, aunque se  tiene que entender que todo es un proceso dispendioso, que tiene pautas las cuales no pueden saltarse y que por ende la obra está en sus tiempos para la ejecución. Por otro lado, al no llegarse a acuerdos con los dueños de los predios se entrará en el proceso de expropiación, con aras de evitar retrasos en la ejecución de la vía.

¿Las obras estarán terminadas dentro de esta administración?

El compromiso de la señora gobernadora, Marcela Amaya, que manifestó a los diferentes medios de comunicación, fue que en su administración ese proyecto arrancara, darle viabilidad ahora y darle continuidad, que a esto se le pueda garantizar la totalidad del recurso. Desde el ejercicio que está realizando la mesa de trabajo es que se termine la primera fase y que se garantice los recursos para que arranque la licitación de la segunda, en esa tarea estamos. Siendo honestos, se tiene proyectado para que ese primer tramo se ejecute en dos años. Hay que reconocer que antes de esta administración la idea de iniciar con la doble calzada estaba perdida, y a pesar de los contratiempos, de que no está la totalidad del presupuesto, hay que reconocer que ahora existe una voluntad de que esto sea una realidad y esto es lo que ha mostrado la señora gobernadora.

¿De qué depende que la financiación del proyecto esté asegurada para la segunda fase?

Para la ejecución del segundo tramo debe la gobernación enviar el proyecto con los diseños y estudios para que el OCAD con recursos del departamento apruebe el desembolso. Son recursos que la Gobernación debe gestionar y en eso han estado avanzando unas mesas técnicas para que se aprueben.

Como Administrador Público,  Edil y conocedor de las problemáticas, no solo de  la comuna 8, sino del resto de la ciudad ¿Qué siente que ha hecho falta para que mejore la situación de movilidad?  

Yo lo que veo en panorama general,  primero, que este proyecto de doble calzada se demoró tanto tiempo por una responsabilidad ciudadana, principalmente e independientemente de señalamientos políticos, porque es a la misma ciudadanía a la que le corresponde estar pendiente y así mismo hacer que la gente que está en el poder, la gente que ejerce la gobernanza en la ciudad y en el departamento, se mueva. Porque si no hay una ciudadanía activa que exija que este tipo de proyectos y demás se vean realizados, pues sencillamente se desentienden. Por ejemplo, si nosotros no nos organizamos en función de este proyecto o de cosas para la ciudad, sencillamente nada se va a mover, y por eso, creo que por primera vez estamos haciendo un ejercicio en la comuna de organización social, de organización comunitaria para hacerle veeduría, control social a ese proyecto y, exigirle a la administración de que eso sea una realidad, lo cual es importante y ayuda inicialmente.

Segundo, tristemente se da uno cuenta que a la Nación, el Meta que tanto le aportó durante años de su bonanza petrolera y demás, y que aún le sigue aportando, a pesar de eso, la inversión en materia de infraestructura por parte de la nación para el departamento es paupérrima. No puede ser posible que los recursos o regalías  que debían ser destinados digamos para temas de inversión social fuertes o de productividad para desarrollar en el departamento, los tengamos que utilizar para el tema de vías.

Durante muchos años el apalancamiento económico fue a base del petróleo cuando este estuvo en sus mejores precios y, el departamento del Meta estaba colocando cerca de la mitad de la producción petrolera del país. Estábamos sosteniendo una economía rentista del tema del petróleo, pero en sí la nación no hizo las inversiones que debía tener en materia de infraestructura con todo lo que estaban sacando de acá para por lo menos acondicionar y estructurar la ciudad de Villavicencio y demás municipios del Meta. Por lo anterior, estamos rezagados y nos toca hoy día recurrir a fondos para cubrir este tipo de proyectos y, prácticamente el tema de la malla vial del Meta, que son las dobles calzadas de Porfía  hasta Acacias y de Puerto López a Puerto Gaitán, están en veremos, habría que hacer una alianza público privada que en últimas tendrían que pagar los mismos habitantes del departamento con peajes.

La invitación a la ciudadanía es no ser ajenos a estos temas que son importantes y que en últimas nos afectan a todos.

¿Qué opinas sobre este artículo?

Related Posts